El Proyecto

El proyecto surge de la necesidad de establecer un módulo de enseñanza conjunta para estudiantes especializados en bajo eléctrico y batería e integrarlo a la currícula de la Licenciatura en Música Popular del Instituto Universitario Patagónico de las Artes (I.U.P.A) como parte del compendio de materias que forman parte de la misma. 

Actualmente en la institución se enseñan estos dos instrumentos (bajo y batería) de manera separada. Si bien, en el trayecto de la Licenciatura en Música Popular del IUPA se dictan cátedras de Práctica en Conjunto y Taller de Ensambles, que desarrollan contenidos relacionados al ensamble de obras del género específico elegido por los estudiantes y allí participan todos los instrumentos. Se soslaya la importancia que tiene el trabajo entre el bajo y la batería como cimientos de cualquier obra musical. En primer lugar, esta dupla instrumental cuya función primordial es acompañar a los instrumentistas encargados de la melodía principal, se ubica en la base de un esquema piramidal, donde se produce el nexo entre el ritmo y el delineamiento de la armonía. De esta manera el bajo y la batería se establecen como un núcleo de generación de solidez rítmica y condensación armónica, que funciona como una unidad en un gran porcentaje de las obras. En segundo lugar, las cualidades acústicas de ambos instrumentos ponen de manifiesto la forma en que se complementan.  El aporte de la batería, en cuanto a su amplitud de frecuencias y  timbres es enriquecido con el refuerzo de frecuencias graves y medias del bajo. Lo que permite desarrollar el plano perceptivo de esta dupla sonora. Con lo cual los sonidos que integran los cuerpos de la batería en relación directa con el registro del bajo y  las técnicas específicas utilizadas para la ejecución de este instrumento, se conjugan. En tercer lugar las notas y acentos fundamentales de la base generada por esta dupla para el acompañamiento de una obra en el contexto de música popular, se relacionan estrechamente por su sincronización rítmica. Pudiendo destacar la simultaneidad rítmica entre los sonidos del bombo de la batería y  las notas del registro más graves del bajo. En cuarto lugar, la ubicación y cercanía en el escenario entre el bajo y la batería que integran un ensamble de música popular se debe a la necesidad de estar próximos para poder comunicarse y seguirse de mejor manera. Este último concepto demuestra visualmente el vínculo estrecho entre bajistas y bateristas.

En relación a estas características funcionales, podemos dar cuenta de que las decisiones que tomen ambos instrumentistas en la confección de sus líneas, deben ser preestablecidas antes de la interpretación de una obra. En el caso de ser música improvisada también requiere un trabajo previo entre ambos músicos para poder unificar códigos comunicativos e interpretativos. Para lograr este objetivo los músicos utilizan diversas herramientas de comunicación gestuales y principalmente auditivas, que facilitan un buen ensamble. Por ejemplo una correcta  comunicación gestual puede dar aviso de aspectos necesarios a cambiar de manera inmediata para un  buen funcionamiento. Así como también es esencial la capacidad de escuchar y saber leer al prójimo. 

La experiencia realizada como equipo de investigación en el bienio 2018/2019 en el IUPA con el proyecto “El groove entre el bajo eléctrico y la batería” nos permitió visibilizar una demanda específica tanto de docentes como estudiantes acerca de la necesidad de una enseñanza conjunta de estos instrumentos funcionalmente vinculados en un ensamble de música popular. Esto generó la apertura de interrogantes, tales cómo ¿Por qué estos instrumentos funcionalmente vinculados se enseñan de manera independiente sin articulación e integración previa?, ¿Cómo y qué enseñar desde esta novedosa modalidad conjunta orientada por la función de estos dos instrumentos más que por la característica específica de los mismos?. 

A su vez en los relevamientos realizados en institutos superiores y universitarios de enseñanza musical de carácter público en Argentina en el bienio 2018/2020, nos permiten corroborar que no existen propuestas curriculares para la enseñanza conjunta de bajistas y bateristas, aunque sí detectamos algunas asignaturas que contemplan contenidos curriculares relacionados directamente con nuestra propuesta. Lo que posibilitó que como profesores de la Licenciatura y de dichos instrumentos comenzaramos a pensar en la enseñanza de la dupla bajo-batería y en la posibilidad de un enfoque de trabajo conjunto para tales instrumentos.  

La propuesta de un módulo de enseñanza conjunta para bajo y batería, entendemos permitiría trabajar aspectos no abarcados en los espacios curriculares mencionados, tales como el groove, tempo conjunto, manejo de dinámicas, elementos técnicos del lenguaje de los diferentes géneros populares, comunicación gestual e interpretativa entre lxs instrumentistas, escucha atenta, improvisación, reconocimiento y seguimiento de la forma, entre otros. Aspectos que consideramos nodales para enriquecer la formación musical de los estudiantes de la Licenciatura en Música Popular.

Teniendo en cuenta los argumentos presentados, y debido a la vacancia curricular respecto de la enseñanza conjunta de estos instrumentos en la formación musical de los estudiantes. Proponemos como aporte a la currícula de la Licenciatura en Música Popular del I.U.P.A la implementación de un módulo de enseñanza centrado en la dupla bajo-batería. Creemos que como aporte curricular, que contemple el trabajo sistematizado entre bajistas y bateristas, permitirá el desarrollo de nociones de aplicación práctica, a las que consideramos fundamentales para los futuros Licenciados.